Resources on Effective Development Cooperation​

Las alianzas para el desarrollo para los ODS todavía no tienen en cuenta los enfoques basados en los derechos humanos, según un nuevo informe

Manila, 9 de marzo de 2018: Los actores de la cooperación para el desarrollo deben garantizar la aplicación de enfoques basados en los derechos humanos (EBDH), en especial en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); de lo contrario, estos proyectos corren el riesgo de acarrear consecuencias como el riesgo de pérdida de la vivienda, dificultades de sustento y riesgos para la salud. Se trata de las conclusiones extraídas del último informe de la Alianza de las OSC para la Eficacia del Desarrollo (AOED) y del Instituto Ibon para el Desarrollo Internacional.

 

El informe recopila varios artículos críticos redactados por 14 organizaciones miembras de la AOED. En estas páginas, nuestros miembros han analizado el respeto —o la indiferencia— hacia los derechos humanos en las políticas y prácticas basándose en las experiencias de varios proyectos y alianzas de múltiples partes interesadas.

 

Debido a la necesidad de mayores recursos para poner en práctica los ODS, la Agenda 2030 apela a “una Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible revitalizada”. Más concretamente, el ODS 17 apela a los gobiernos y a las partes interesadas para que revitalicen esta Alianza Mundial mediante la cooperación para el desarrollo, la movilización de las finanzas, la tecnología, el refuerzo de las capacidades, el comercio abierto y la coherencia política. Las alianzas de múltiples partes interesadas desempeñarán un papel fundamental a la hora de aunar todos estos recursos hasta 2030.

 

Sin embargo, este trabajo de investigación ha revelado que la poca participación significativa de la sociedad civil en las alianzas de múltiples partes interesadas, junto con la ausencia de mecanismos de reparación eficaces para garantizar la rendición de cuentas de los responsables para con los titulares de derechos, siguen representando un problema en las alianzas para el desarrollo.

 

El 78 % de la ayuda destinada a los derechos humanos y el 71 % de aquella destinada a la participación de la sociedad civil provienen de tan solo 8 países donantes, lo cual confirma el tibio respaldo de los donantes al EBDH.

 

A pesar de que las declaraciones de las Naciones Unidas, y en particular la Agenda 2030, abogan por su implementación, son muy pocos los países —ya sean donantes o receptores de ayuda— que integran un EBDH en sus políticas de desarrollo.

 

Hoy en día, aproximadamente la mitad de la población mundial reside en países que no han ratificado ninguna convención que garantice ciertos derechos humanos como la libertad de asociación y el derecho a la sindicación.

 

Asimismo, el informe también demuestra por qué el enfoque tradicional de las alianzas para el desarrollo no logra cerrar la brecha entre los pobres y los ricos, y cómo la adopción de un EBDH es realmente la única forma de lograr una auténtica cooperación eficaz para el desarrollo. Desde Latinoamérica hasta el Sureste Asiático, pasando por África y por las grandes instituciones de cooperación para el desarrollo, este análisis exhaustivo presenta una serie de estudios sobre áreas de desarrollo caracterizadas por la ausencia o presencia de un EBDH y explica, en consecuencia, cómo se ven afectados los desenlaces del proyecto, centrándose especialmente en las comunidades directamente afectadas por estas actividades.

 

Como bien explica el informe, el EBDH representa un cambio de paradigma fundamental en la consecución de los ODS, puesto que afirma la voluntad de los pueblos pobres y marginados de forjar su propio destino empoderándose como titulares de derechos, y no como beneficiarios de ayudas caritativas.

 

En síntesis, el informe sugiere las siguientes recomendaciones políticas para reforzar las alianzas para el desarrollo sostenible basadas en derechos:

 

  1. Analizar los derechos humanos en el contexto de las relaciones de poder.

  2. Empoderar a los titulares de derechos, especialmente a las mujeres y a las comunidades marginadas, respetando su derecho a la sindicación.

  3. Institucionalizar la participación de los titulares de derechos en todos los niveles de gobernanza.

  4. Permitir a los actores locales que tomen la iniciativa a la hora de definir las prioridades y estrategias de la agenda del desarrollo.

  5. Reforzar las capacidades de los responsables para un mayor respeto de los derechos humanos.

  6. Mejorar la transparencia de las alianzas para el desarrollo.

  7. Llevar a cabo auditorías centradas en los derechos humanos.

  8. Mejorar la rendición de cuentas de los responsables reforzando una serie de mecanismos.

 

 

 

3rd Floor, IBON Center 114 Timog Avenue,
Quezon City 1103 Philippines

webmaster@csopartnership.org 

Tel: +632 9277060 to 62 local 202 | Fax: +632 9276981

  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Twitter Icon

© 2018 by CPDE